LAS INVITO A TEJER EL MOVIMIENTO EN COLOMBIA…O QUIÉN ESTÁ LIDERANDOLO?

A la huelga. El próximo 8 de marzo las mujeres del mundo están llamadas a parar en sus trabajos como respuesta a la violencia “social, legal, política, moral y verbal que experimentamos hoy las mujeres en distintas latitudes”, según la convocatoria del International Women´s Strike, Paro Internacional de Mujeres en español. Está en marcha en casi 30 países y es difícil predecir su alcance, si bien sus organizadoras se miran en la fuerza demostrada por movimientos civiles como el suyo, que fueron la raíz de la enorme Women´s March on Washington del 21 de enero, que reunió a más de 500.000 personas en la capital federal. O tres meses antes, de la huelga general de mujeres en Argentina del 19 de octubre de 2016, el llamado “miércoles negro˝ que llevó a decenas de miles de manifestantes al centro de Buenos Aires en respuesta a los feminicidios como el de Lucía Pérez: en los días previos, el 8 de octubre, el brutal asesinato tras cruentas torturas de esta muchacha de 16 años había conmocionado el país. Y solo un poco antes, el 3 de octubre, las “mujeres de negro” en Polonia habían obtenido un gran triunfo con su jornada de huelga al lograr impedir que el gobierno aprobara mayores penalizaciones sobre el aborto, en un país que ya tiene una de las leyes más restrictivas de Europa en este ámbito.

La solidaridad es nuestra arma

“La solidaridad es nuestra arma” es el lema común del Paro Internacional de Mujeres, una plataforma nacida de las movilizaciones en Polonia y que ha cogido fuerza también en Argentina, con presencia en Perú, Chile, Bolivia, Guatemala, México, Irlanda, Corea del Sur, Australia, Rusia o Estados Unidos entre otros países. Ellas se definen como un movimiento “grassroot”, o de base (así se llaman en inglés, por contraposición a las “astroturf”, campañas con apariencia espontánea pero dirigidas por alguna instancia), sin relación con partidos políticos.

Las mujeres son las nuevas indignadas

La multitud reunida por la Marcha de las Mujeres en Washington al día siguiente de la toma de posesión de Donald Trump en la Casa Blanca fue respaldada en todo el planeta con manifestaciones en más de 600 ciudades –lo que se llamó la Women´s March Global–. Según Associated Press, hubo más de tres millones de manifestantes en total, en lo que puede considerarse como una reacción global a una ola conservadora global. Las cifras convierten estas jornadas en hitos históricos de los movimientos civiles. Las masivas afluencias en Estados Unidos, Argentina y Polonia hablan de la realidad de un nuevo clamor de indignación que recorre el mundo como el que llenó las plazas en 2011, solo que esta vez son las mujeres las indignadas. Un movimiento de masas contra la violencia y la desigualdad que volverá a escenificarse el próximo 8 de marzo, exactamente cinco meses después de la muerte de la desventurada Lucía Pérez. Este año, el Día Internacional de la Mujer será el día de la primera huelga internacional de mujeres de la historia.

Pero, ¿hubo alguna vez una huelga de mujeres que sirviera para algo?

Es sorprendente comprobar cómo los logros reales de acciones de esta clase son ignorados por la mayoría, pese a su rotundidad. Una vez más, la historia de los hechos protagonizados por mujeres desaparece pronto del relato común y hay que hacer el esfuerzo de buscarla. La del próximo 8 de marzo será la primera convocatoria internacional pero no la primera vez que las mujeres han usado la huelga, la herramienta insignia del movimiento obrero y de la lucha de clases, en defensa de sus derechos. Si hoy se levantan y hablan en las asambleas argentinas y polacas, hace ya más de un siglo que la joven judía de 23 años Clara Lemlich pidió la palabra en otra asamblea para llamar a la huelga. En 1909 Lemlich habló y para el asombro de sus compañeros varones se convirtió en la líder del histórico “Levantamiento de las 20.000”, la huelga de las camiseras de Nueva York de 1909. Las huelguistas –en su mayoría mujeres emigrantes, judías procedentes de la Europa del Este– fueron fuertemente reprimidas por el poder y menospreciadas en su capacidad de organización por sus iguales varones, sin embargo, su lucha acabó convirtiendo la industria de la confección en uno de los oficios mejor regulados de los Estados Unidos de América.

Las promotoras del International Women´s Strike conocen sin duda la historia de Clara Lemlich y también habrán visto las viejas fotografías de la huelga de las mujeres de Islandia de 1975, secundada por el 90% de las trabajadoras. De hecho, la inspiración directa de Marta Lempart para llamar a sus compatriotas al “lunes negro” polaco del pasado 3 de octubre es esta huelga islandesa. El 24 de octubre de 1975 las islandesas paralizaron, literalmente, el país, en una jornada en la que hicieron huelga laboral y de cuidados y que fue descrita por los hombres como el “viernes largo”, pues tuvieron que ir al trabajo y llevarse a los niños con ellos: las madres y las abuelas estaban de huelga ese día. En esa fecha, había solamente tres mujeres diputadas en Islandia, el 5% del Parlamento. Cinco años después, en 1980, Islandia tenía la primera mujer presidenta en Europa y la primera jefa de Estado elegida democráticamente, Vigdis Finnbogadottir. Ocupó el cargo durante 16 años. Según ella misma explicó a la BBC, nunca hubiera llegado a la presidencia de no haber sido por la huelga de mujeres, el día que “abrió los ojos de muchos hombres”.
Red Mujeres Comunales Tuluá, Mujeres Comunales del Valle, Asociacion De Mujeres Maan, Casa de la Mujer, Asociacion Civil Mujeresenaccion CorraldeBustos, CIMA – Asociación de Mujeres Cineastas y de Medios Audiovisuales, Genero equidad Valle, Elvia Vargas Polania, Margot Pastrana Vargas, Nueva Mujer, Alexa Schulz, Stella Diaz Lloreda, Olga Lucia Sandoval SuarezMaria Yaneth Cifuentes, Maria Szokol, Mer Mejia, Aroma de Fudemca Fundación Mujer Caribe, Claudia Patricia Hidalgo Suarez, Rafa RiañoNorma M. Vargas Hoyos, Carol Lamprea, Carmen Laura Paz Reverol, Heiramo Ramírez, Maydol Astrid Arredondo Henriquez
,  Logo Mujeres katedeciccio-embracingeachother-1  15259331_10210982298974135_7449847781426792075_o paro Shepard-DefendDignity the-amplifier-foundation-lizadonovan-hearourvoice-1 Logo Mujeres - copiawomen_pledge_to_strike_5780pb32f26dp700g

Comentarios en Facebook